23 agosto 2010

iPhones, BlackBerrys y Droids se convierten en un verdadero festín para los atacantes

Desde la introducción del iPhone en 2007, los teléfonos móviles siguen una tendencia clara de evolución para convertirse en verdaderas computadoras de mano, con sistemas operativos complejos, la capacidad de ejecutar múltiples aplicaciones y almacenar grandes cantidades de datos. Y desde entonces, los investigadores han dicho que los atacantes comenzarían a centrarse en las plataformas móviles tan pronto como pudieran encontrar una forma de hacer dinero con ellas. Al parecer ese momento ha llegado.

La aparición la semana pasada del troyano Android SMS, que dispara múltiples mensajes de texto a números Premium controlados por los atacantes, es el último, y quizás el más destacado ejemplo de los esfuerzos de los grupos criminales en línea para ganar dinero a través de ataques a los dispositivos móviles. Pero el troyano Android no es el primero de estos ataques y que definitivamente no será la última, dicen los expertos.

Publicar un comentario