20 septiembre 2007

Sostenibilidad, moral, ecología y sistemas operativos

¿Es moralmente más aceptable el uso de un sistema Open Source que el uso de un sistema "privativo"? Mi ánimo no es meterme en terrenos pantanosos, o al menos no quisiera meterme demasiado: todos sabemos que la pura mención de la palabra Linux genera sentimientos contrapuestos.
Sin embargo... hay algo que me preocupa. Ahora que muchos nos planteamos la actualización de nuestros "viejos cacharros" a Vista. ¿Es moralmente superior el que reniega de Windows y abraza la fe de Linux?
Veréis, estoy harto de que mis amistades "no informáticas" me planteen cuestiones como estas. Un sistema operativo no es una causa: es tecnología... un conjunto de rutinas que hacen accesible el hardware (así recuerdo que se definía en mis años mozos). En algunos círculos se otorga a Linux una mayor calidad moral, debido a su naturaleza de software abierto y a su gratuidad. Dejemos el tema de la gratuidad para más adelante y centrémonos en la naturaleza abierta del sistema.

El software abierto es éticamente más aceptable...

Y yo me pregunto... ¿por qué? Alguno me respondería que porque el conocimiento debe ser libre, y los fuentes son conocimiento. Quien libera los fuentes hace libre su conocimiento (de forma altruista). Esta idea del acceso universal al conocimiento resulta muy atractiva y de hecho es una de las bases de la Internet de hoy. Tengo que reconocer que en este sentido, los programadores de Linux son para mi, seres moralmente impecables (otro tema es que los fuentes supongan una buena fuente de conocimiento). Sin embargo, me fijo en el vulgo, en el conjunto de consumidores de software y digo... ¿son éticamente superiores por utilizar Linux?
• Muchos de ellos (a veces los más talibanes), quieren más a Linux por ser "free as beer" que por ser de código abierto.
• El resto que comprenden lo que significa tener el código abierto, ¿cuantas veces han accedido a él? ¿realmente han obtenido conocimiento del mismo?
A estas alturas creo que ya he dejado clara mi opinión... compartir el conocimiento nos hace moralmente mejores, pero compartir los fuentes no es obligatorio para compartir nuestro conocimiento. Haciendo un símil cinematográfico, es como si una película no enseñase nada a no ser que se hiciese público el guión con todas las anotaciones del director. Seguro que un cinéfilo puede aprender del simple visionado de la película y de los comentarios del director sin necesidad de leer el guión con todas las anotaciones (que además tiene que ser tan coñazo de leer como el código fuente de un sistema operativo). En algunos casos, desvelar la implementación de un pequeño algoritmo puede requierir el apoyo en fragmentos de código, pero desde luego, el tener todo el código puede ser incluso contraproducente a la hora de aprender (¿por dónde empezamos, qué buscamos?)

Mejor usar Linux que piratear Windows... total, comprar Windows no sale rentable

Bueno, es cierto que es mejor dar una oportunidad al software gratuito (ojo, no libre) en lugar de tener que "hurtar" y piratear Windows. ¿Para qué robar una gallina, si me puedo alimentar de moras silvestres?.
Bueno, si uno no está dispuesto a adquirir una licencia de Windows, desde luego que usar Linux es una opción moralmente más aceptable. Sin embargo... ¿por qué descartar la posibilidad de tener una licencia legal de Windows?

Es que Windows es más caro...

Bueno, es más caro porque cuesta dinero, mientras que Linux no. Ahora bien, Windows también ahorra dinero, en forma de ahorro de tiempo, y ahorro en inversiones en hardware. Antes de que me saltéis al cuello: si yo necesito un hardware específico (por ejemplo, un modem) voy a encontrar una mayor oferta de dispositivos que funcionan con Windows que los que funcionan con Linux (y muchas veces, voy a recuperar la inversión realizada en el sistema operativo con las compras realizadas en hardware).
Vamos, que tampoco tengo muy claro que el que usa Linux sea moralmente superior porque no piratea (todos los demás somos automáticamente piratas).

Pero Windows me obliga a actualizar cada dos por tres mi hardware... y eso no es sostenible

Bueno, con esto estoy de acuerdo a medias: cualquier versión nueva de un sistema operativo te obliga a actualizar el hardware. ¡A ver quién es el guapo que corre Ubuntu 7 en un 386!
Otra cosa es que el ritmo de la tecnología sea mayor que el de nuestras necesidades. La chatarra informática se está convirtiendo en un verdadero problema, y el consumismo que rodea a la informática es atroz.
Aquí sí que creo que puede ser moralmente superior quien recicla un equipo viejo gracias a Linux... pero es tan moralmente aceptable como quien sencillamente, se mantiene con su viejo equipo mientras no tiene una necesidad real de actualizarlo. O tan aceptable como quien no se compra un móvil 3G porque no lo necesita.
Yo personalmente utilizo Windows XP, y me siento perfectamente bien a pesar de no utilizar Linux. Es más, no creo que el hecho de cambiar el sistema operativo de mi ordenador actual (que venía con Windows preinstalado) me convierta en un ser éticamente superior. Sencillamente, la tecnología es moralmente neutra... son las personas las que marcan la diferencia.
Por eso, cuando me muestran a los usuarios de Linux como héroes garantes de las libertades y luchadores contra la sociedad de consumo, el capitalismo feroz y la globalización pienso: para mi un héroe es quien no cambia de teléfono móvil en 3 años, o quien no lo tiene porque no lo necesita, no quien tiene una tarjeta gráfica que cuesta más que mi PC en un ordenador que corre Linux.
Publicar un comentario