05 noviembre 2008

Tareas básicas de un administrador de sistemas

Un cliente quiere enfrentarse a la administración de su servidor web por sí mismo y me pregunta sobre cuales son las tareas básicas de un administrador de sistemas para hacerse una idea. En frío esto ha sido lo que se me ha ocurrido comentarle:

- Informarse de las vulnerabilidades y exploits que se detectan para poder responder a tiempo.

- Mantener actualizado el sistema, esto incluye además del propio SO a todas las aplicaciones que en el servidor haya instaladas.

- Desactivar aquellos servicios que no se utilicen y desinstalar todas las aplicaciones que no sean necesarias para el funcionamiento del servicio.

- Monitorizar los servicios críticos y tener un plan de contingencia que aplicar en caso de parada de cualquiera de ellos.

- Tener un backup disponible de los datos del servidor, este puede ser diario, varios al día. Depende de la criticidad y periodicidad de los cambios que se realicen y las perdidas que podamos asumir.

- Configurar alertas de sistema y revisar logs, sucesos, errores, que se vayan produciendo para poder tomar medidas.

- Monitorizar los recursos para detectar cuellos de botella, errores de memoria, prever fallos de discos, controlar el Raid…

Son sólo algunas de las tareas a las que debe enfrentarse a diario un sysadmin. El consejo es que si no puedes hacerlas, por el motivo que sea, busques a alguien que lo haga por ti.

Después de comentarle lo anterior se me han ido ocurriendo muchas más cosas…

- Diseñar y planificar.

- Tener controlados a los usuarios, los permisos de los mismos y las políticas.

- Formar a los usuarios para que sepan lo que pueden hacer, como deben hacerlo y aclarar sus dudas técnicas.

- Escribir scripts que sirvan a automatizar tareas habituales y configurar tareas programadas (crons) para diferentes tareas de mantenimiento (defrag, backups, limpieza de logs…).

- Documentar lo que se va haciendo, no para que el que venga detrás de ti a robarte el puesto tenga todo más fácil sino para que no se te olvide lo que vas haciendo y como lo has hecho ya que te será útil y evitarás romperte la cabeza cuando te enfrentes nuevamente a ese problema que te tuvo una noche o un fin de semana movidito, te lo aseguro.

- Intentar la configuración óptima del sistema para tratar de sacarle el mayor rendimiento posible. Muchas veces se amplía hardware innecesariamente cuando el problema real es que se desaprovechan recursos innecesariamente.

- Documentación e implantación de un buen plan de recuperación ante desastres que pueda llevar alguien a cabo si estás de vacaciones.

- Tener un sistema (puede ser virtualizado) para probar las cosas antes de ejecutarlas en producción.

Seguro que hay muchas más cosas, ¿se te ocurren?.

Publicar un comentario